header26.jpg

Ayuntamiento del XVIII


Edificio neoclásico, con sobria y elegante fachada de sillería bien labrada. Fue construido en 1781 reinando Carlos III. Su planta rectangular  se adapta al solar de la  anterior Casa Consistorial. Se costeó con los ingresos de "la sisa del vino" y de la carnicería.



Escudo real en la fachada, compuesto por dos castillos y dos leones, y a sus pies dos encinas que parecen ser las encinas de "Las Zapatillas",  (La leyenda dice que una niña se perdió en el monte, la buscaron y lo único que apareció fueron las zapatillas junto a las encinas, pues se la habían comido los lobos).

En algunos sellos del siglo XIX tienen una encina y un lobo apoyado sobre ella.